Las claves que marcan la decoración de oficinas modernas

La oficina es parte muy importante de la imagen de cualquier empresa. Un espacio de trabajo con un diseño bien planeado puede hablar muy bien de usted y de su negocio.

En tan sólo un par de décadas, hemos podido contemplar una transformación en el concepto de oficina tradicional, y varios aspectos asociados a esta evolución han estado marcados por la presencia de nuevas tecnologías.

En los años 70, los paneles y paredes móviles hicieron más versátil el espacio de la oficina. Finalmente, con la popularización de la computadora personal en la década de los 90 y con la llegada del Internet, los espacios laborales sufrieron algunas adaptaciones, como tener disponibles más conexiones para energía eléctrica, equiparse con módems y mobiliario especial.

Teniendo en cuenta la velocidad con que se ha transformado el concepto de la oficina, es natural que el cambio siga en movimiento. Hoy invitamos a conocer las tendencias del 2018 en decoración de oficinas modernas para que pueda conseguir espacios impresionantes que lo hagan destacar entre la competencia.

Valor del individuo

Actualmente, la decoración de oficinas modernas está enfocada en el individuo. Utilice una combinación de elementos que la conviertan en un sitio agradable, cómodo y estimulante para trabajar. La oficina debe ser un entorno pensado de tal manera que permita la apropiación del espacio de trabajo y que se centre en el bienestar del personal, para hacerlo sentir más libre, cómodo, valorado y satisfecho.

El diseño cumple más que una mera función estética, pues cuando el personal se encuentra satisfecho en su espacio de trabajo, reduce sus niveles de estrés, mantiene una actitud más positiva, se vuelve más productivo y desarrolla lealtad hacia la empresa. Esto a menudo ocasiona que el personal crezca dentro de la compañía, mejorando la reputación de esta.

Inclusión

En relación con el punto anterior, actualmente se le concede mucha importancia a la creación de espacios accesibles para todos, teniendo en cuenta especialmente a personas con capacidades diferentes. Se pretende visibilizar a las personas e integrarlas a los espacios laborales de una manera orgánica, cosa que anteriormente no era contemplada por la mayoría de los empresarios.

Otras formas de inclusión que juegan un papel importante en los espacios laborales son contar con personal de contextos culturales diversos, a fin de conformar equipos más completos y de visión global.

Elementos de la naturaleza

Una tendencia que empezó a adquirir mayor importancia en el 2017:  el diseño biofílico en las oficinas, el cual incorpora al espacio diferentes elementos decorativos naturales que pueden ir desde pequeños jardines interiores, hasta muros verdes y roof gardens. 

El diseño biofílico puede incluir cosas tan variadas como fuentes o caídas de agua que simulan cascadas sobre paredes de cristal o muros de piedra, así como pequeños estanques con lirios y peces, todo a fin de dar más armonía al espacio de trabajo. Además, el contacto con elementos naturales también ayuda a potenciar la creatividad.

A cualquiera le gusta estar en contacto con lo natural, y contemplar las formas y colores de las plantas incrementa nuestra sensación de bienestar. Lo mismo sucede con el sonido de una caída de agua: ayuda a relajar la mente, como cuando observamos el cadencioso nado de los peces.

Otros elementos que se pueden incorporar a la oficina son los paneles o muros móviles confeccionados con materiales naturales y ligeros como telas de algodón o rejillas de bambú y carrizo.

Pero para 2018 esta tendencia de un diseño verde no se reduce a elementos decorativos, sino que implica toda una cultura organizacional: ahorro de agua, uso de energías renovables, reducción en impresiones para ahorrar papel y colocar contenedores para reciclaje son parte fundamental del espacio de oficinas.

Combinación de texturas

Entre las tendencias actuales de decoración de oficinas modernas está la de combinar materiales con diferentes texturas. Esto da un toque original y cálido, que rompe con la monotonía del espacio.

Atrévase a jugar con varios elementos y combinar muros de cristal, que dan una sensación de amplitud y mucha luz, con detalles en piedra, corcho o adobe a los muros sólidos. Juegue con un estilo personalizado y use mobiliario hecho con maderas pulidas de distintos tipos. Utilice telas, alfombras, cojines y tapetes de diferentes materiales para un efecto especial y hogareño.

La tendencia de usar materiales naturales y la creación de formas orgánicas como curvas suaves en ambientes y mobiliario va en aumento. Esto lo han conseguido algunas de las empresas más exitosas en sus oficinas de América Latina, como lo es Google en México y Argentina, dando un toque único a sus espacios de trabajo.

Dependiendo de dónde se localice su empresa, puede aprovechar materiales locales como bambú, palma y carrizo para dar un toque excepcional, apoyar la economía local y ser coherente con la tendencia de diseño biofílico que se mencionó en el punto anterior.

Combinar colores y crear conceptos

Como era de esperarse, el concepto minimalista para diseño de interiores va quedando atrás. Las oficinas de hoy van a un nivel más divertido y, para dar un toque realmente impactante, se suelen realizar salas o pisos temáticos que tengan un diseño particular con una paleta de colores propia. Una buena idea es jugar con el diseño interior incorporando curvas y elementos geométricos en muros y mobiliario.

Los ambientes así diseñados crean la sensación de transportarse a otro mundo cada vez que se abre un ascensor o se cruza una puerta. Esto tiene un impacto muy positivo para el personal, pues reduce la monotonía y enciende la creatividad, además de dar un toque moderno y distintivo a la oficina, lo que causará una buena impresión con sus socios y clientes.

Estilo hogareño

Con la combinación de los elementos arriba mencionados, la presencia de maderas, plantas, piedras, cojines y alfombras, la oficina adquiere un toque más hogareño donde el personal se sentirá a gusto y motivado para el trabajo.

Es importante que en la oficina existan espacios especiales para la convivencia y el descanso, ya que la productividad aumenta cuando existen tiempos para distraer la mente y realizar actividades que no tengan que ver con el trabajo como leer, relajarse o conversar. Una terraza, un patio abierto o un roof garden, son ideales despejarse de la rutina y del ambiente de la oficina. Entre más se cuide el estilo, mejores serán los resultados.

Oficinas abiertas y flexibles

La tendencia de oficinas abiertas sigue en alza en América Latina. Estos espacios se han diseñado para fomentar la creatividad e incentivar la convivencia entre los colaboradores. Las oficinas abiertas dan un toque relajado al ambiente de trabajo, aunque también deben contar con espacios privados para que el personal pueda utilizarlos cuando los necesite.

En este sentido, los espacios de trabajo se han vuelto flexibles: el personal debe tener la libertad para elegir dónde realizar sus actividades, incluso decidir en qué momento tomarse un descanso. El diseño y el ambiente laboral van de la mano, pues interactuamos con el espacio de una manera dinámica.

Como se puede ver, la tendencia actual ya no tiene nada que ver con los diseños fríos y minimalistas que habían imperado en la primera década del siglo XXI, donde parecía que el espacio era más importante que las personas.

Los espacios interiores de la oficina moderna vuelven a cobrar vida, combinan texturas, valoran y aprovechan los espacios verdes, inventan diseños únicos y mantienen un toque relajado. Lo más importante es que las oficinas se diseñan tomando en cuenta la individualidad de los integrantes del equipo de trabajo, que son al fin y al cabo el alma de la empresa.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (CALIFIQUE EL ARTÍCULO)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *