Los colores ideales para espacios de oficinas

Los colores tienen la capacidad de influir en la percepción que las personas tienen del medio ambiente, generando diferentes emociones y sensaciones, tales como tranquilidad, excitación, depresión, incremento el apetito, calidez, frescura, etc. Estos efectos, donde la psicología del color es la clave, es aprovechado hoy en día en distintos aspectos, desde técnicas de marketing, hasta la decoración de espacios.

Hoy, las grandes empresas han entendido la importancia del diseño en las oficinas de trabajo, por ello, junto a la iluminación natural, la ventilación y la distribución de espacios, el color de las paredes y del mobiliario ha empezado a ser un punto relevante en sus presupuestos, teniendo en cuenta que es un componente eficaz para estimular la creatividad, productividad, trabajo en equipo y felicidad de los colaboradores.

Colores para fomentar la creatividad

De acuerdo con algunos estudios sobre psicología del color, citados en un artículo de Entrepreneurel amarillo suave es enérgico y fresco. Se cree que al usarlo en espacios de oficinas propicia la innovación y estimula la creatividad de los colaboradores. De hecho, es utilizado en entornos donde laboran artistas, escritores, diseñadores y desarrolladores, entre otros profesionales creativos.

Por otra parte, una infografía de Quill, indica que el color naranja simboliza la resistencia, aumenta el rendimiento creativo y genera entusiasmo en las personas que tienen contacto con él. También resulta efectivo para inspirar la innovación y generar cierta sensación de calma y naturalidad, que reduce la ansiedad y genera cierta sensación de bienestar.

El color verde también es un color ideal para promover los pensamientos creativos, ya que logra un efecto de equilibrio entre la mente, el cuerpo y las emociones, generando, además, una conexión con la naturaleza que puede mantener a los colaboradores calmados pero eficientes al mismo tiempo.

Qué colores usar en los distintos espacios en un edificio de oficinas

Queda claro que los colores generan emociones y cambios en cómo las personas perciben la realidad. Por eso, aplicados correctamente en los espacios de oficinaspueden jugar un papel fundamental para aumentar la creatividad, productividad e innovación de los colaboradores. No obstante, cada color produce una sensación diferente, por lo que es clave seleccionarlos  en ambientes laborales determinados. Por ejemplo:

  • Salas de estar: en este tipo de espacios resulta clave un diseño familiar, lo más parecido a una biblioteca o el living room de una casa. Lo ideal es que este ambiente le permita generar a los colaboradores un entorno amigable, sin tanto estrés, donde puedan concentrarse mejor y compartir ideas importantes. Al respecto, se debe recordar que algunos estudios demuestran que es en este tipo de lugares donde surgen las ideas más innovadoras. Por ello, le va muy bien el color verde, que no molesta a la vista y transmite naturalidad y frescura.
  • Recepción: en la recepción no quedaría nada mal un color blanco o un azul suave, que transmitan a los visitantes elegancia a la vez que producen cierta sensación de calma. No obstante, es bueno que las paredes o muebles con los que los recepcionistas tienen mayor contacto visual sean de tono naranja o rojo, para mantenerlos activos física y mentalmente, dispuestos a aumentar el rendimiento y a ofrecer atención de calidad.
  • Oficinas en general: el color de cada oficina depende de las funciones que allí se realicen. Donde trabajan los creativos y los directores va muy bien el amarillo suave e incluso el tono naranja, para estimular su capacidad innovadora, como se mencionó anteriormente. En cambio, en espacios donde se labora hasta altas horas de la noche o hay un buen nivel de actividad física, resulta ideal el rojoporque, según la infografía de Quill de, es un color que aumenta el ritmo cardíaco, optimiza el flujo de sangre al cerebro y transmite pasión y calor.
  • Salas de reuniones y de lluvia de ideas: en estos ambientes, el azul es la mejor de las opciones. Se trata de un color que eleva la productividad, mientras genera calma, ayuda a las personas a mantenerse concentradas y promueve el sentido de verdad, comunicación y eficiencia. De hecho, es un color ideal para cualquier tipo de espacio. Sin embargo, se recomienda el verde para las salas de brainstorming, ya que estimula la creatividad, reduce la ansiedad y genera cierta armonía y balance entre los colaboradores y su medio.
  • Cubículos y mesas de trabajo: el color a elegir para estos espacios de oficinas dependerá de las actividades que se desarrollen allí. En todo caso, el amarillo y el azul siempre son ideales en este tipo de ambientes, donde se requiere de los colaboradores proactividad, calma y energía creativa.

Los colores que deben evitarse en una oficina

Así como hay colores que estimulan la creatividad, la sensación de bienestar y la productividad de los colaboradores, hay otros que generan efectos negativos.

Un estudio de la Universidad de Texas descubrió que las oficinas de color gris y beige, inducían sentimientos de tristeza, depresión e incluso opresión, especialmente en las mujeres. Mientras que los espacios de trabajo de color púrpura o con tonalidades fríasgeneraron en los hombres sentimientos similarmente sombríos.

El color blanco, si bien es recomendado para crear ambientes de orden, limpieza y armonía, tampoco es apto para lugares de trabajo, ya que desincentiva la motivación y productividad.

Algunas recomendaciones

Al elegir colores para las oficinas de trabajo, es recomendable complementarlos con otros colores o tonos acordes para evitar la uniformidad cromática, que puede llegar a ser desgastante para la vista, e incluso generar sensación de cansancio.

También es importante seleccionar correctamente la intensidad de los colores, ya que de por sí, pueden tener sus propios efectos. Es el caso del azul, que en todos pálidos puede generar un ambiente calmo, mientras que otro más brillante puede llegar a ser tan estimulante como el rojo o el violeta.

Por ejemplo, en una oficina pintada de amarillo suave, con algunos toques en blanco o verde -y una muy buena iluminación natural-, los colaboradores se sentirán relajados pero enérgicos. La parte creativa del cerebro actuará con mayor velocidad y lo más factible es que las ideas empiecen a fluir con naturalidad. Y todo irá mucho mejor si el espacio está diseñado para que el personal creativo pueda interactuar entre sí fácilmente.

Entre las empresas latinoamericanas que han considerado los colores como factor clave a la hora de diseñar sus espacios de trabajo, resalta la empresa peruana Yanbal, especialmente por su edificio de oficinas en Ciudad de México, cuyo diseño se caracteriza por la presencia de espacios coloridos sin barreras, interactivos y cálidos, que reflejan confort y producen en los colaboradores la sensación de estar en casa, promoviendo así el bienestar del personal, la productividad y la interacción.

Considerando que al tener colaboradores felices, una empresa puede aumentar su productividad hasta un 30%, el uso de colores adecuados como parte de un diseño integral de un espacio laboral, es sin duda un beneficio por el cual vale la pena invertir, idealmente acudiendo a expertos capaces de determinar cuáles son los colores apropiados para cada ambiente en función de las actividades desarrolladas, y según también el perfil de los colaboradores y la identidad de marca del negocio.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00de 5)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *