¿Cómo tener un sistema de iluminación adecuado para tu oficina?

Un buen diseño de iluminación interior en el área de trabajo es fundamental para generar un ambiente laboral agradable, para lo cual se deben tomar en cuenta aspectos como la distribución de las luminarias, la intensidad luminosa, el tipo de luz e incluso los colores del entorno.

Es de suma importancia tomar en cuenta todos estos aspectos debido a que, con una iluminación deficiente, el colaborador debe forzar la vista para realizar sus actividades, ocasionando agotamiento, fatiga visual, cambios de humor, desmotivación, mala actitud y estrés. Por ello, existe una relación directa entre la iluminación de una oficina y la calidad del trabajo.

De acuerdo con estudios realizados por la Universidad de Cornell, la productividad de los colaborares puede aumentar hasta un 5% con una iluminación adecuada, evidencia de la importancia de este aspecto en entornos laborales.

Por otra parte, hay estudios que afirman que la productividad de los colaboradores puede aumentar hasta un 20% si se tiene una correcta iluminación. En ese sentido, preocuparnos de tener una iluminación adecuada en el ambiente laboral puede tener un impacto directo sobre los ingresos percibidos y las metas a lograr.

Siendo así, ¿cómo asegurarnos de tener la iluminación correcta en la oficina?

Un diseño ergonómico

Para un buen diseño de iluminación interior en oficinas, se debe tomar en cuenta el tipo de actividades a realizar por parte de los colaboradores y hacer un uso racional de la energía, debido a que un exceso de luz acarrearía mayores gastos y deslumbramientos, mientras que poca luz causaría molestias y baja productividad entre los colaboradores.

Lo principal para obtener una iluminación adecuada y eficiente en una oficina, es una dispersar la luz de manera uniforme y que abarque todo el espacio del lugar de trabajo. Esto implica que no haya espacios obscuros que puedan causar el efecto caverna entre los colaboradores. Es importante considerar la ubicación más adecuada de las luminarias para que se tenga una distribución equitativa de la luz y así, generar un ambiente homogéneo.

Uso de la luz natural

Es necesario que las oficinas y lugares de trabajo tengan acceso a la iluminación natural, ya que ésta es más saludable, ayuda a mejorar el estado de ánimo, disminuye el esfuerzo visual y genera una sensación de confort en los colaboradores. Para ello, es importante que la luz natural no llegue directamente sobre los puestos de trabajo, a fin de que los rayos del sol no incidan de forma molesta en el campo visual causando deslumbramiento..

Para un mejor aprovechamiento de la luz natural, se deben tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • El uso de persianas para suavizar la luz solar cuando se encuentre en su máximo esplendor, a fin de evitar el aumento de la temperatura ambiente.
  • El uso de la luz artificial como complemento cuando la iluminación natural no sea suficiente para garantizar la visibilidad adecuada en la oficina.
  • Evitar el uso de superficies pulidas  y brillantes en el área  de trabajo, para evitar el deslumbramiento por el reflejo de la luz.

Tipo de lampara más adecuada

Existen varios tipos de lamparas de acuerdo con el tipo de luz que emiten:

  • Incandescente.
  • Halógena.
  • Fluorescente.
  • LED.

De todas éstas, las más recomendables para entornos laborales son las lamparas LED, debido a que tiene un mayor eficiencia energética, mayor vida útil, no aumenta la temperatura ambiente debido a que emite una luz fría que estimula la concentración y no emite rayos ultravioleta.

Por otro lado, las lamparas incandescentes al tener una mayor intensidad luminosa, consumen una mayor cantidad de energía y generan una luz calidad que aumenta la temperatura ambiente, lo cual causa molestias a los colaboradores.

Para garantizar un buen sistema de iluminación, se deben tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Es necesario que el nivel de iluminación vaya de acuerdo con las actividades a desempeñar los colaboradores.
  • No es recomendable el uso de lamparas incandescente ni halógenas en el ámbito laboral, porque éstas aumentan la temperatura ambiente.
  • No utilice lamparas de escritorios ni lamparas de pie, debido a que pueden crear sombras y deslumbramiento.
  • No se recomienda el uso de lamparas fluorescente debido a que emiten rayos ultravioleta.

Colocación de luminarias en el techo

Es recomendable que la colocación de las luminarias estén suspendidas a un costado o en medio de los puesto de trabajo, de forma que la dirección de la iluminación sea oblicua o lateral a estos, con la finalidad de evitar el deslumbramiento en la superficie de trabajo.

Es necesario tomar en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Se recomienda para el ámbito laboral el uso de luminarias en el techo, debido a que si estas se encuentran a poca altura puede causar deslumbramiento. Igualmente, las lamparas desde el techo proporcionan una iluminación más uniforme.
  • La cantidad de luminarias deben estar distribuidas lo más uniformemente posible para que haya una iluminación equitativa en el área de trabajo.
  • Las luminarias en el techo deben colarse en línea recta considerando un buen aprovechamiento de los espacios.

Por esta razón, los accesorios eléctricos deberán distribuirse lo más uniformemente posible con el fin de evitar diferencias de intensidad luminosa

Uso de los Colores

Los colores tienen influencia en el sistema de iluminación, de manera que un alumbrado eficiente requiere de una decoración y uso de materiales que reflejen la luz de la forma más adecuada. La reflexión es una propiedad física que varía de acuerdo con el color y el material y que consiste en reflejar la luz recibida.

Para tener una idea de qué color usar en determinados espacios, es posible acudir a tablas para saber el porcentaje de reflexión según el color o tipo de material.  Para tener una percepción adecuada de los colores, estos deben estar distribuidos de forma equilibrada en todo el lugar de trabajo. Para ello, se debe evitar el uso de superficies pulidas o colores brillantes en los puestos de trabajo, a fin de no causar deslumbramiento indirecto por materiales con una alta capacidad de reflexión.

Se debe tomar en cuenta el nivel de reflexión de los colores y materiales por utilizar en las oficinas para techo, paredes, suelos y muebles. Esto con la finalidad de mantener un equilibrio y no causar deslumbramiento por el uso de muchos colores con un alto nivel de reflectancia.

Para garantizar una buena percepción adecuada de los colores, es necesario aplicar las siguientes recomendaciones:

  • Utilizar colores claros en techos y paredes para obtener un mayor reflejo de la iluminación de acuerdo con los niveles de reflexión.
  • El uso de paredes con materiales o colores que tenga un nivel de reflexión entre el 50 y 70%.
  • Los colores y materiales de los puestos de trabajo y muebles deben tener un nivel de reflexión entre el 25 y 45%.
  • El suelo debe tener un color que absorba la luz, por tanto, su nivel de reflexión debe estar entre el 20 y 40%.

El confort visual es de suma importancia para garantizar la calidad en el trabajo, ya que un colaborador conforme y feliz es más productivo. Esto a su vez depende de un diseño ergonómico del alumbrado.

Tomando en cuenta que la mayoría de los colaboradores realizan sus actividades mediante pantallas en monitores y paneles, la luz debe estar direccionada de forma correcta, con el uso de colores adecuados a fin de evitar reflejos molestos sobre materiales y equipos. Por eso, en Insigne hemos considerado todos los estándares relacionados con iluminación y diseño para entregar las oficinas ideales para asegurar productividad y resguardo de la salud.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (CALIFIQUE EL ARTÍCULO)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *