Oficinas con cafeterías que impulsan el trabajo colaborativo

Hace algunas décadas, la mayoría de los espacios de trabajo eran rígidos e impersonales. Lugares donde los colaboradores debían ingeniárselas para adaptarse: desde el acomodo del mobiliario hasta los lugares de convivencia. En general, no se daba importancia a la sociabilidad y no era considerada al momento de diseñar un espacio. Como resultado, la interacción se terminaba dando en lugares tan improvisados como el pasillo junto al dispensador de agua o en la fotocopiadora. De la mano de esta escasez de lugares idóneos para compartir está la visión cultural que existía respecto a ser sorprendido “perdiendo el tiempo” en una plática con compañeros, en lugar de trabajar.

Hoy existe una postura más comprensiva en cuanto a la importancia del bienestar personal en la oficina. Las empresas más innovadoras diseñan sus oficinas pensando en las necesidades de cada persona que ahí colabora. No solo buscan adaptarse al sistema de trabajo, también consideran los momentos de descanso como parte integral del proceso productivo, y como algo necesario para un clima laboral sano.

Flexibilidad para trabajar

Grandes compañías dan especial relevancia a sus cafeterías y áreas de recreación. Para ellos, estos lugares no son solamente el sitio donde los colaboradores van por su almuerzo o a descansar unos minutos y en un horario fijo. Más bien, son zonas a las que pueden ir en cualquier momento que deseen. Los directores saben que estos espacios impulsan la creatividad, siendo una importante fuente de inspiración para generar nuevas ideas.

Si se tiene que conversar sobre un asunto de trabajo, resolver algún problema o realizar una lluvia de ideas ¿por qué no hacerlo mientras se disfruta de un latte en lugar de encerrarse en una monótona sala de juntas? Se ha determinado que un 31% de los colaboradores estadounidensesrealiza su trabajo fuera de la estación que les fue destinada para tal fin. Por esta razón, muchas oficinas no cuentan ya con espacios fijos. Los usuarios tienen libertad de elegir un lugar distinto cada día, moviéndose con soltura entre una opción y la siguiente. Ese lugar puede ser incluso la cafetería si así lo desean.

Contar con áreas cómodas de esparcimiento es uno de los beneficios más apreciados por los colaboradores e influye positivamente en su percepción general de la empresa. Sentir satisfacción con el lugar de trabajo impulsa directamente la productividad.

Favorecer la proximidad

La proximidad es el factor determinante para crear lazos de amistad. Desde nuestra primera infancia somos dados a crear conexiones con quienes tenemos más cerca: vecinos, compañeros de escuela, niños que toman el mismo transporte, etc. La amistad se forja con aquellos a quienes frecuentamos, dadas nuestras circunstancias. En las oficinas pasa lo mismo: los colaboradores más cercanos en cuanto a ubicación tenderán a ser quienes formen lazos más fuertes.

Lo que se busca con una cafetería o los espacios de descanso es favorecer el encuentro casual con otros miembros del equipo para formar un sólido entramado de relaciones, algo que difícilmente se podría dar en la zona de escritorios.

La comensalidad entre colegas favorece el comportamiento colaborativo y el trabajo en equipo

Un estudio realizado por Human Performance realizó un seguimiento durante 15 meses a los compañeros de trabajo de una estación de bomberos. La conclusión obtenida es que las actividades cooperativas entre colegas favorecen considerablemente el desempeño a nivel grupal. Para ello no es necesario organizar dinámicas de integración especiales fuera de las oficinas, ya que estas se perciben como artificiales por los participantes y tienen poco que ver con la convivencia diaria. Por el contrario, cosas tan sencillas como compartir los alimentos favorecen el sentido de pertenencia y compromiso con el equipo.

Elementos a tomar en cuenta al diseñar una cafetería para espacios de trabajo

Es importante que el espacio de cafetería se adapte al tipo de empresa, a sus necesidades, filosofía y valores. Sobre todo, debe crear una atmósfera que resulte estimulante para los usuarios. Tomando eso en cuenta, las áreas de descanso van desde el clásico comedor con mesas y sillas hasta zonas tipo living con cómodos sillones o “puffs”, o incluso salas con juegos como minifútbol, tenis de mesa y columpios. Aquí algunas consideraciones:

  • La luz natural es importante para dar una sensación de bienestar, la temperatura debe ser agradable.
  • Las cafeterías suelen ser espacios muy ruidosos, hay que procurar tener materiales o elementos que absorban o aíslen el ruido.
  • Los colores cálidos hacen cómodo un lugar, y el verde lo hace relajante.
  • Debe haber espacios que permitan la libre circulación entre las mesas.
  • Para el tamaño de la cafetería, se debe considerar, como mínimo, 1 metro cuadrado de espacio libre para cada persona, el cual debe ser calculado sin muebles, accesorios y obstrucciones.
  • Los materiales deben ser fáciles de limpiar y mantener, como metal, fibra de vidrio o plástico. Estos suelen dar un aspecto frío, por lo que su sensación acogedora depende del resto de la decoración o del diseño del mobiliario.
  • Las paredes sirven para lucir ideas que inspiren a los comensales. Esto favorece la percepción de que son importantes para la empresa y que su creatividad es valorada.

La idea es crear espacios informales para promover charlas espontáneas y distendidas, que estrechen lazos entre compañeros. Una relación cercana y de camaradería es indispensable para un mejor entendimiento y apoyo al momento de trabajar en equipo. Este tipo de relaciones difícilmente pueden crearse en los espacios tradicionales, donde el ambiente es rígido y formal.

Algunos ejemplos

Estas son oficinas en América Latina cuyas cafeterías dan un impulso al trabajo colaborativo:

Globant, Colombia

Globant es una empresa argentina de soluciones de software con presencia en distintos países. Sus oficinas en Bogotá, Colombia, poseen un innovador diseño híbrido y funcional, con espacios abiertos para trabajo colaborativo y cubículos para trabajo individual. En su cafetería no solo hay mesas, sillas y sillones, Globant va más allá, utilizando el concepto de viaje para la decoración, lo que va de acuerdo a su filosofía de experimentar y descubrir. También hay hamacas donde relajarse, ya que se prioriza la sensación de bienestar de los colaboradores.

Standard & Poor’s

Las oficinas de Standard & Poor’s diseñadas por ZVA Group están ubicadas en la Ciudad de México. Están hechas pensando en la interacción de los colaboradores, con estaciones de trabajo abiertas y ajustables, dispuestas para aprovechar al máximo la luz natural. Ya que la mayoría de sus colaboradores están en el sector financiero, el diseño transmite confianza, seguridad y refleja la solidez de la compañía. El área de cafetería se utiliza para juntas informales, y está ubicada en una amplia terraza con una impresionante vista a la ciudad. Cuenta con mesas para convivencia y con una barra con una panorámica privilegiada.

Alpina Servicios Compartidos, Colombia

Ubicada en Bogotá, es una dependencia de la compañía de alimentos Alpina, encargada de las funciones operacionales. Su diseño es dinámico y divertido, dando énfasis a los espacios de colaboración y esparcimiento, En el primer piso se encuentran las estaciones de trabajo, salas de juntas y un amplio comedor. El piso superior está destinado a espacios recreativos como sala de juegos, video y biblioteca. Es ahí donde se encuentra la cafetería, que corona el balance entre la comodidad y la productividad.

En resumen, se puede aseverar que una buena cafetería dentro de las oficinas es un valor agregado altamente reconocido por los colaboradores, ya que beneficia su satisfacción con la compañía y mejora las relaciones. Además, favorece el pensamiento creativo, siendo semillero de buenas ideas.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (CALIFIQUE EL ARTÍCULO)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *