Incentive el trabajo en equipo a través del diseño de su oficina

En los últimos años, los cambios que ha experimentado la sociedad, cada vez más globalizada y con mayor acceso a las tecnologías, ha repercutido también en los espacios de trabajo, logrando importantes avances que facilitan día a día la relación de los colaboradores con sus colegas y el mismo lugar de trabajo.

La importancia del espacio interior

Hace ya casi tres décadas que las grandes empresas comenzaron a poner más atención al diseño de los espacios interiores en sus instalaciones, porque entendieron que el bienestar de los trabajadores era clave para la productividad de la compañía. Se dejó de lado el modelo de las pequeñas áreas individuales para dar paso a oficinas con áreas comunes y zonas diseñadas para la interacción de los trabajadores.

Estos nuevos tipos de espacios, conocidos como “oficinas colaborativas”, son señal de cómo ha ido evolucionando el concepto de trabajo. Los líderes de las compañías están intentando generar una atmósfera con dinámicas similares a las que se dan en las universidades, con espacios cómodos pensados en el trabajo en equipo.

¿Por qué es importante la colaboración en la oficina?

Diferentes estudios han demostrado que el trabajo en equipo está directamente relacionado con el éxito empresarial, porque ayuda a potenciar la creatividad, fomentando la innovación al interior de las organizaciones. Esto repercute positivamente no solo en las relaciones interpersonales dentro de una compañía, sino también en la productividad del negocio.

Las oficinas colaborativas permiten reforzar la cooperación entre trabajadores, incluso si son de áreas distintas. Así, se fomenta la conversación, se comparten ideas y puntos de vista, enriqueciendo el proceso creativo.

Pero, por más importante que sea la colaboración en los espacios de trabajo, es difícil que ocurra espontáneamente. Por eso es clave ofrecer variedad de espacios compartidos de uso libre, donde los colaboradores tengan la posibilidad de moverse de acuerdo con sus necesidades o preferencias.

La distribución del espacio

La arquitectura y el diseño de interiores también ayudan. Estas disciplinas, que se encargan de modelar y distribuir el espacio, pueden utilizarse para generar espacios de encuentro entre los miembros de una organización, fuera del tradicional puesto de trabajo asignado.

En este sentido, la cultura de la empresa es fundamental. Los colaboradores no se sentirán cómodos con estos nuevos espacios de trabajo si la empresa no los aprueba o si no se dan las condiciones para un adecuado desempeño en esos lugares. La idea es no solo tener espacios de uso libre, sino también facilitar que la gente se reúna en otras instancias como al esperar una impresión o fotocopia, en la cocina, el comedor, etcétera, generando diversos espacios para que la gente interactúe.

Por esto los espacios co-work funcionan como promotores naturales de la creatividad, son diversas instancias durante el día en que los distintos miembros de una compañía o, incluso de distintas empresas, comparten sus ideas y preocupaciones de manera natural, gracias a sectores diseñados para la integración, sean estos oficinas con módulos abiertos, cafeterías con espacios cómodos para descansar y charlar, y grandes espacios que logren unificar el sentido de pertenencia a una organización, sin excluir a los expertos de distintas áreas, que en el antiguo paradigma de oficinas, permanecían incomunicados.

La experiencia de grandes empresas en el trabajo colaborativo

Ashok Krish, líder de redes sociales y reinvención de espacios de Tata Consultancy Services (TCS), es enfático en la valorización del trabajo colaborativo e interdisciplinario.  Para el experto es fundamental romper las barreras físicas y jerárquicas de las compañías, para facilitar la integración y el desarrollo de ideas disruptivas entre los diferentes equipos y colaboradores dentro de una empresa.

Pero la colaboración es, por esencia, espontánea y funciona mejor cuando no es planificada. Ese es el motivo por el que Google ha tomado varias medidas que incentivan los encuentros casuales entre sus colaboradores dentro de sus complejos de oficinas, como el uso de toboganes y escaleras para llegar de un piso a otro, cafeterías y restaurantes muy cercanos a los puntos de trabajo. De esta manera, aunque sus trabajadores no estén todo el día generando nuevas ideas, estos pequeños encuentros alimentan su motivación y creatividad.

Una adecuada organización de los espacios de trabajo permite diseñar entornos más flexibles y estimulantes. Sin embargo, no se puede olvidar que estos no funcionan bien en todo tipo de actividades, por lo que también es necesario que se consideren salas especiales donde las personas puedan trabajar solas en los momentos que lo necesiten. Un equilibrio entre trabajo en equipo e individual es vital para fomentar la innovación.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (CALIFIQUE EL ARTÍCULO)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *